El Heat busca recuperarse de la paliza recibida del juego anterior de la final

Jueves, Junio 13, 2013

Por Randall Aguilar
Gran final de la NBA - Spurs vs Heat

Hoy se jugará el cuarto partido de la gran final de la NBA, una final que hasta ahora nos ha dejado momentos increíbles para ambos equipos, tanto el Heat como los Spurs y en donde han surgido algunas estrellas inesperadas, como lo fue el caso de Chalmers en el juego 2, y luego el caso de Danny Green para los Spurs en el juego 3. Hoy el partido se jugará de nuevo en el AT&T Center, en San Antonio, a partir de las 9:00 pm hora del este, y la verdad es que tras ver los primeros tres partidos de la serie, es un verdadero misterio lo que pueda llegar a pasar hoy.

Si algo han demostrado estos dos equipos hasta ahora es que han sabido leerse uno al otro y adaptarse a las diferentes circunstancias del juego. Los Spurs, quienes tuvieron varios días de descanso mientras el Heat definía su serie contra los Pacers, tuvieron tiempo de sobra para estudiar y analizar todas las debilidades de Miami, y así llegaron a sorprender en el primer juego de la final, en Miami, tras un gran encuentro para los visitantes y con Tony Parker como la máxima figura del equipo. El partido estuvo muy cerrado, y se definió con una genialidad de Parker en los últimos segundos del juego.

Para el segundo partido, también en Miami, los campeones defensores hicieron los ajustes necesarios y mejoraron mucho en su porcentaje de tiro de campo y en defensa, disminuyendo el impacto de Parker en la ofensiva y acudiendo a la ayuda de muchos de sus jugadores y no sólo a Lebron James, como a veces peca el equipo. El resultado fue otro completamente, el Heat ganó ese partido de manera contundente y empató la serie, sabiendo que se venía algo muy complicado, como lo es jugar tres partidos seguidos en San Antonio.

Lo que sucedió en el juego 3 de la final, el martes pasado, es algo que será recordado siempre en la historia de la NBA, ya que incluso se impuso un nuevo record de triples anotados, un total de 16 por parte de los Spurs, superando el anterior, que era de 14. La paliza fue descomunal a favor de los Spurs, y el partido terminó con una diferencia de 36 puntos a su favor, la tercera diferencia más grande en una final de la NBA y la más grande por la cual ha perdido Miami en su historia, con una gran actuación de todo el equipo de San Antonio, pero en especial de Gary Neal y de Danny Green, éste último anotando 7 de esos 16 triples para terminar además como el máximo anotador del partido.

Es difícil decir adonde estuvo el error en la defensa de Miami, porque aparte de la gran movilidad en ofensiva y defensiva que nos regaló San Antonio, es simplemente imposible defender a un equipo que está caliente en el tiro y que simplemente anota desde donde lo intente, mientras que en el caso de Miami, el equipo intentó una y otra vez y simplemente no era su noche. Hasta ahora, Miami no ha perdido partidos consecutivos en la post temporada, habrá que ver qué tal sale el estudio para este partido, y si el equipo podrá contrarrestar la gran solidez ofensiva de los Spurs y recuperarse anímicamente para este importante partido, o si los Spurs darán otro gran paso hacia el título.

¿Ya tienes a tu favorito para hoy? ¡Ingresa a www.betcris.com ahora mismo para que dejes listas tus jugadas! ¡Te esperamos!

¿Sabías que puedes ganar dinero con tus pronósticos deportivos?

Es Gratis Abrir una Cuenta

Volver Arriba