Sanos y sin estocadas volvieron los Bulls

Viernes, Abril 24, 2015

Por Emilio Leon
Apuestas BetCRIS NBA DERRICK ROSE 2015

Serán semifinalistas por la Conferencia del Este, pero vaya que este año los Chicago Bulls han perdido varias batallas, aunque jamás esta guerra.

Ningún equipo en toda la NBA superó tanto la adversidad como ellos, más porque su coach Tom Thibodeau pocas veces contó con equipo completo.

Increíblemente y con todo y que Chicago no contó por 116 partidos combinados ni con Derrick Rose, Jimmy Butler, Pau Gasol, Taj Gibson, Joakim Noah, Mike Dunleavy y Tony Snell, ellos se las arreglaron para finalizar 50-32, éste el noveno mejor récord global en toda la NBA y tercero más alto en el Este.

Rose, una vez más estuvo entre algodones, primero con una torcedura del tobillo izquiero y posteriormente con una ruptura parcial del menisco. Aun y con dolor está en la duela comandando a sus Toros.

Butler sufrió una hiper extensión del codo izquierdo, en tanto que a días de iniciar la temporada Noah supo que su rodilla izquierda, misma que se había operado meses atrás, le daría problemas toda la campaña.

Chicago terminó el calendario regular 21º entre 30 equipos en marca ante el spread, con 39-43. De 16 cuadros que avanzaron a Playoffs, ellos fueron uno de seis que tuviera registro negativo contra el hándicap, siendo acompañados en esa nada selecta lista por Cleveland, con 39-43, Clippers, 38-44, Toronto, con 37-44-1, Dallas que finalizó 35-44-3 y Washington, estos penúltimos de toda la Liga, con 34-47-1.

Si bien Chicago fue mejor equipo un año atrás frente al spread, cuando culminaron, ya contando sus resultados en postemporada 42-44-1 para situarse en la posición 15, sus únicas bajas fueron Rose y Luol Deng, pues Noah nada más faltó dos noches y Carlos Boozer seis más.

Ganadores de seis compromisos seguidos y 5-1 dando o recibiendo hándicap, desde el 23 de marzo han ganado 10 de 13 duelos por parciales de 100.1 a 90.6, es decir, un diferencial de +9.5 puntos, notablemente aumentando esta cifra a su promedio anual a lo largo de la presente campaña, ya que este fue de +3.2, el noveno mejor.

A considerar se encuentra su inconsistencia para poder cubrir líneas, lo mismo que para hacerlas convincentemente. Este año apenas cubrieron sus momios por +0.1 puntos, cuando el mejor fue Utah, con +2.6, seguidos por Boston, con +2.0 y Golden State, +1.9.

Yo los invito a que jueguen por Chicago, y que lo hagan sin temor. Datos convincentes que explican que no nada más ya están sanos y con equipo completo, también que entre más noches descansan, mejor entran a la duela.

Estos Bulls ocuparon el tercer lugar global en la NBA en margen de victoria tomando en cuenta su diferencial en el hándicap o ventaja otorgada al oponente, con +4.9, cuando no tuvieron juego sino dos o tres noches después. Solamente los Warriors y Clippers los superaron, estos con +9.0 y 6.5.

Démosle una segunda oportunidad a los Bulls, que si bien sé que han perdido misticismo defensivo y al ataque ocuparon la última plaza en puntos promedio por noche, con 93.7, pero fiel a su estilo de juego, el entrenador Thibodeau es un maestro de los esquemas defensivos, de no regalar el tiro fácil, y para muestra que estos Bulls, con todo y que no tuvieron 116 juegos a sus basquetbolistas más confiables, encontraron un modo de complicar al oponente, al terminar con la segunda mejor defensiva en porcentaje de tiros de campo, con 43.0 y sextos en rebotes concedidos por duelo, con 30.6.

Cuídense de Chicago, que ahora que no adolece de nada, será un infierno para los sobrevivientes del Este.

¿Sabías que puedes ganar dinero con tus pronósticos deportivos?

Es Gratis Abrir una Cuenta

Volver Arriba