Esos Nationals estan haciendote perder No mas

Miércoles, Abril 22, 2015

Por Emilio Leon
BetCRIS Apuestas BEISBOL WASHINGTON NATIONALS

Faltaban horas para que comenzara la campaña en las Grandes Ligas y BetCRIS iba a cerrar sus apuestas futuras con una increíble cifra: 21 de 30 equipos estaban proyectados a ganar entre 75 y 85 juegos

Esa decisión definitivamente no sería nada sencilla, claro, a menos de que uno hubiese elegido a novenas como Nationals, Dodgers, Angels, Tigers, Red Sox, entre otros, equipos que uno supone, superarán los 90 triunfos.

Al final, como sucede cada año, no importa si estamos en la segunda de 30 semanas de temporada regular y aparentemente el camino aún es largo; antes de apostar hay intangibles a considerar.

Sí, esas invisibles y etéreas áreas o estadísticas que uno no lee, pero que son muestra clara de qué está sucediendo, marcan la enorme diferencia entre ganar o perder una apuesta. Aquí un ejemplo.

Washington amaneció este miércoles 7-7, digamos que actualmente es un equipo promedio que juega .500 de porcentaje. No está mal su récord, pero una regla que nunca debes olvidar es no pronosticar a favor de una organización que no tiene completo su orden al bate. Y aquí vamos.

Denard Span, su primero en el orden y líder de bateo la campaña pasada, con .302, recientemente fue activado de la lista de lesionados, pero quien todavía no debuta es Anthony Rendón, tercero en el club en porcentaje el calendario anterior, con .287, primero en slugging, con .473, así como tercero en cuadrangulares y carreras producidas, con 21 y 83. Este arranque en Ligas Mayores los ubica vigésimos en carreras anotadas, con 55 y un promedio de 3.9 por encuentro, pero de igual manera 18º en imparables, con 107 y 22º en promedio como equipo, con .226.

Otro consejo que como estudioso quiero ofrecerles a ustedes apostadores, y que bien podría pasar desapercibido, es que no importa cuán buena pueda resultar una rotación o un bullpen, pues para ganar encuentros los lanzadores no solo necesitan apoyo ofensivo, ¿cierto? ¿Cuál es mi punto?

Hace un año los Nationals terminaron empatados junto a Baltimore con la mejor marca de MLB al finalizar 96-66. Inclusive, fueron la segunda franquicia más exitosa en todas las Mayores únicamente detrás de Angels, ellos con 98-64, y la número uno en la Nacional. Washington tuvo la mejor efectividad en carreras limpias del juego, con 3.03, cuando la media fue de 3.74. Si tuvieron éxito fue no solo porque lanzaron bien o porque fueron novenos en carreras anotadas a la ofensiva, con 686 y 12º en promedio de bateo, con .253, sino también porque su defensa hizo un trabajo consistente.

Con un porcentaje de efectividad de 98.4 de fildeo y 100 errores en 162 partidos, Washington terminó en el puesto 15 de 30, nada extraordinario, pero tampoco lamentable. Hoy en día uno no puede confiar en ellos en el moneyline o con hándicap porque son la peor escuadra defensiva que hay, con 97.2 por ciento y 15 errores, últimos en ambos rubros, cuando la media en MLB es de 98.3 y nueve pecados. Batear, pitchear y defender son los tres fundamentos de este deporte, mismos que se convierten en intangibles o parte sutil del beisbol para decidir una apuesta.

Finalmente les recomiendo considerar a los Nationals a las bajas o under, al ocupar la posición 21 de 30 en partidos terminando en altas: 7-6-1. Malas opciones a las altas son Cleveland, con 3-9-1; Houston, 4-9-1 y San Luis, con 4-8-0.

Me despido por hoy, pero solo como dato final, los Linemakers de Sportingnews han reportado que al miércoles 22 de abril los Nats han hecho perder en promedio a la gente 211 unidades, es decir, son la décima peor apuesta que puedes hacer, pero esto se evidencia fuera de casa, con un -261, lo que significa que son el séptimo peor visitante para invertirle.

Tengan cuidado, no se dejen engañar por esa gran rotación. Recuerden que el restante 66.6 por ciento del apodado rey de los deportes es 33.3 el bateo y el otro 33.3 la defensa.

¿Sabías que puedes ganar dinero con tus pronósticos deportivos?

Es Gratis Abrir una Cuenta

Volver Arriba