Lagrimas en el bullpen de los Dodgers de Los Angeles

Jueves, Abril 9, 2015

Por Emilio Leon
BetCRIS Apuestas MLB Grandes Ligas  DODGERS DE L A

Han jugado 18 entradas, dos partidos y aunque pudiera sonar exagerado, ya hemos visto lo peor del que sin duda resulta ser uno de los bullpens más malos de Grandes Ligas. Ellos son los Dodgers de Los Ángeles, la novena que por segundo año consecutivo presume la nómina más elevada en todas las Mayores: 276 millones 373 mil 625 dólares. Esa cifra no contempla la multa o pago de un impuesto de lujo tasado en 87 millones 373 mil 625 billetes verdes, siendo esta cantidad más alta que seis novenas en la Gran Carpa: Miami, Houston, Tampa Bay, Atlanta, Arizona y Oakland.

Aun y con todo ese lujo; tener el infield más caro del beisbol, con casi 62 millones de dólares y el segundo elenco de jardineros y lanzadores mejor pagados, estos en 46.6 y 92.4 millones respectivamente, justamente el pitcheo en su grupo de relevistas deja claro que este año volverá a ser uno de los más lamentables, tal como les pasara la campaña pasada.

Don Mattingly mánager del equipo, no tuvo confianza en su bullpen durante la Serie de Campeonato del año anterior frente a los Cardenales de San Luis, y desde varias aristas y estadísticas, justificable resultó su decisión, pese a que sigue siendo muy criticado por no haberles entregado par de encuentros.

Durante la temporada 2014, el bullpen de Dodgers ocupó la posición 22 de 30 en cuanto a efectividad de carreras limpias, con 3.80, cuando la media en el juego fue de 3.58.

De todos los equipos que calificaron a la postemporada, únicamente Detroit tuvo peor PCL que Los Ángeles, ellos ocupando la posición 27 de 30, con 4.29.

Dodgers, en cuanto a bases por bolas otorgadas por sus pitchers no abridores, fue el tercer club que más cedió, con 206, tan solo siendo superados por Cincinnati, con 208 y los Medias Blancas, con 236. Por último, a mitad de la tabla se ubicaron en cuanto al porcentaje de bateo en contra, con .239, es decir el lugar 15 de 30 organizaciones que componen las Ligas Mayores, y situándose en el puesto 21 en cuanto al OBP o porcentaje de bateo con hombres en base por parte de la oposición, con .322, también el segundo más bajo entre equipos que avanzaran a playoffs.

Y bueno, justamente hablando de postemporada, cuando los Dodgers llegaron a octubre fueron un desastre, con un rescate en dos oportunidades y lanzando apenas 8.1 innings, pero eso sí, con un ERA de 6.48. Pittsburgh que sólo jugó un partido ante San Francisco para decidir al último invitado a playoffs por la Liga Nacional, tuvo 6.75, mientras que Detroit 19.29.

Dodgers toleró seis carreras, todas limpias, con tres pasaportes y les batearon en promedio .344. Sacaron 25 outs, pero les pegaron 11 hits, tres de ellos dobles, otros tres cuadrangulares y un WHIP o promedio de bases por bolas más hits por cada inning lanzado de 1.68, es decir, todo esto traduciéndose en un desastre.

Los Ángeles fue un desastre en el ayer, pero en el presente las cosas no mejoran, no lucen nada bien.

Para muestra lo ocurrido la segunda noche de temporada frente a San Diego permitiendo sus relevistas seis carreras, tres de ellas limpias.

Dodgers amaneció este miércoles -y no quiero parecer exagerado ni drámatico porque sé que la temporada tiene 160 juegos más por delante- con el tercer promedio de bateo más elevado en contra de sus brazos no abridores, con .370, y peor aún, sin Brandon League por varios meses luego de una lesión, lo mismo que sin su taponero Kenley Jansen, quien se espera vuelva a finales de mes.

Mattingly se tambalea, y no importa que no llevemos ni 72 horas oficiales de temporada MLB. Si no le exige a su gerencia general que busquen pitchers para antes de julio, la misma historia de los últimos 25 años se repetirá con el equipo, y eso es verlos fracasar antes de regresar a una Serie Mundial.

Sin pitcheo no se gana en este juego, menos se es campeón. Sino pregúntenle a los Gigantes de San Francisco.

¿Sabías que puedes ganar dinero con tus pronósticos deportivos?

Es Gratis Abrir una Cuenta

Volver Arriba