De locos y underdogs la Semana 3

Martes, Septiembre 26, 2017

Por Emilio Leon
BETCRIS Apuestas Futbol NFL FOTO KANSAS JACKSONVILLE JAGUARS

Siempre hay una semana loca o impredecible en la NFL y justamente esa se presentó en apenas su tercer domingo de actividad.

Únicamente tres de 15 equipos favoritos ganaron y cubrieron sus respectivas líneas. Si este Lunes por la Noche no sacan la línea los Cowboys, estaremos hablando de que un 81.25 por ciento de los underdogs se llevaron la jornada.

Todo inició el Jueves por la Noche, con Los Ángeles Rams dando 2.5 puntos a los San Francisco 49ers. Ese encuentro estaba listo para cobrarse, pues estando el juego 41-26 para los visitantes, 12.5 unidades de colchón parecían suficientes, sin embargo los locales regresarían e incluso se quedarían cerca de ganar.

Londres recibió el primero de cuatro encuentros este año. Jacksonville como local recibía 4.5 puntos de Baltimore, escuadra que por cierto, no había tolerado touchdown en la campaña. Bien, pues fue una masacre para los no favoritos Jaguars, que empezando el cuarto periodo ganaban 44-0. Al final apalearon en la más grande sorpresa de la semana a los Ravens, por 44-7.

Denver, que marchaba 2-0 y que venía de destrozar a Dallas por 42-17, entraba a Buffalo favorito por 3.5 puntos. Estos Bills venían de meter tres miserables puntos una semana antes en Carolina, pero jugar a casi 30 grados Celsius y en un horario de la Costa Este de los Estados Unidos le pegó a los Broncos, que perdieron 26-16.

Duelo de equipos 0-2, hablamos de Cleveland visitando Indianápolis y en el que los Browns, apenas por décima ocasión en los últimos 15 años eran favoritos en gira, aquí por 0.5 puntos, perderían en un choque en el que estuvieron abajo 28-7 y en el que al final terminarían cayendo por 31-28.

Chicago en casa sorprendió a Pittsburgh. Los Bears casi hacen lo propio en la Semana 1 frente a Atlanta, pero ahora no perdonaron ni ante el hándicap o en línea resultado. Ganarían 23-17 obteniendo además 7.5 puntos de ventaja.

Tampa Bay viajó a la sede del Super Bowl LII en Minnesota para medirse a unos Vikings que de nuevo no contarían con su quarterback titular Sam Bradford. Parecía que los Bucs, favoritos por 2.5 puntos llevaban las de ganar, más tras la derrota que ellos le había propinado de manera estrepitosa a Chicago en la Semana 2 y en la que su defensa luciría. Case Keenum como suplente de Bradford lució y los masacró por aire. Minnesota en casa se impuso 34-17.

Bill Belichick y sus Patriots estaban 8-0 de por vida en casa ante quarterbacks novatos. Deshaun Watson, como pasador de primer año para los Texans no tenía esperanza, al menos así parecía, pero se quedó a menos de un minuto de dar la gran campanada, solo que Tom Brady lanzaría su quinto pase de touchdown que llevaría a Nueva Inglaterra, favorito por 13.5 puntos al triunfo 36-33.

Carolina en casa le dio 6.5 a Nueva Orleans en una línea rara tomando en cuenta que los cuatro últimos entre ambos se definieron por menos de esta cifra. El visitante y no favorito venció por 34-13 en un resultado autoritario.

Filadelfia en casa fue favorito por 5.5 puntos ante Nueva York. Giants no había anotado más que un touchdown en la temporada y con el juego 14-0 a los Eagles contralaban la línea. Pero Eli Manning y Odell Beckham ayudaron a darle la vuelta al duelo por 21-14. Los Eagles regresarían para empatar y ganar con el tercer gol de campo más largo de la historia que termina un partido, éste de 61 yardas por parte de Jake Elliott. Triunfo de Filadelfia 24-21.

Aaron Rodgers y sus Green Bay Packers, con él en los controles, nunca le habían ganado a Cincinnati. Fue una semana para los Bengals en la que despidieron a su coordinador ofensivo, así que con estos cambios la derrota estaba cantada, ¿no? Green Bay era favorito por 9.5 unidades, pero empataron el juego con menos de 20 segundos y lo mandaron a tiempo extra, donde un bombazo de Rodgers serviría la mesa para ganar 27-24.

Raiders estaba jugando gran futbol americano. Con 2-0, buscaban ponerse 3-0 por primera vez desde el 2002, año en el que fueron al Super Bowl. Jugaron su peor partido en mucho tiempo, apenas rebasaron las 100 yardas totales y pese a cerrar favoritos por 3.5 puntos, caerían derrotados 27-10.

De manera global en estos partidos mencionados, los underdogs ganaron en el diferencial de puntos en contra del spread por 158.5 unidades o una media de 13.2 puntos por partido.

Semana 4, no olviden ir con los underdogs, ya vimos que ellos son normalmente los grandes vencedores.

¡Ingrese BetCRIS y obtenga mas informacion en pronósticos deportivos!

Videos de apuestas deportivas

¿Sabías que puedes ganar dinero con tus pronósticos deportivos?

Es Gratis Abrir una Cuenta

Volver Arriba