Cómo jugar Baccarat

Baccarat es un juego de casino que se originó en Italia. Más tarde se introdujo en Francia, donde se hizo popular con bastante rapidez.

Baccarat es un simple juego de casino en el que los jugadores apuestan por uno de los tres posibles resultados; el jugador gana la mano, el banquero gana la mano o las manos empatan. En este caso, los términos "jugador" y "banquero" no se refieren necesariamente al jugador y la casa o el repartidor, simplemente designan dos manos diferentes para que el jugador elija la ganadora. Este es un juego que no requiere grandes habilidades, ya que el jugador puede apostar cualquiera de las tres posibilidades y el repartidor es el responsable de llevar el control de las sumas de las manos.

La mano ganadora es la que se acerca a 9 cuando se agregan los valores de las cartas. Cada mano consiste en dos cartas que se agregan. Todas las cartas del 2 al 9 se juegan al valor nominal. Los Ases se juegan con un valor de 1; y 10, Jotas, Reinas y Reyes valen 0. Cuando el valor de las dos cartas excede a 10, se descarta el primer número, por ejemplo, una mano que consta de 7 y 8 vale 5 (7 + 8 = 15, se descarta el uno).

El nombre Baccarat se usa para nombrar una mano con un valor de 0, la peor mano posible en el juego.

Volver Arriba