Cómo jugar Póker Pai Gow

Pai Gow se originó en la década de 1800, cuando el juego de dominó chino Gai Gow se combinó con el póker estadounidense. Es un juego de ritmo más lento, pero aún ofrece emoción al jugador.

El objetivo del juego es tener una mano de póker de cinco cartas y dos cartas de superior valor que el de la casa.

Cada jugador recibe 7 cartas. Estas cartas deben dividirse en dos manos de póker: una mano de dos cartas y una mano de cinco cartas. El jugador puede dividir la mano como quiera, pero debe seguir una regla simple: la mano de 5 cartas debe tener un valor superior al de la mano de 2 cartas. Para ganar, las manos del jugador deben tener un valor superior al de la casa. Si una de las manos del jugador gana y una pierde, la ronda es un push. Si ambas manos pierden, el jugador pierde la apuesta.

Volver Arriba